ISLANDIA | Una Visita al Museo del Pene

Si viajan a Islandia en cualquier época del año, tienen un tiempo libre y quieren ver algo completamente particular, recomiendo entrar a la Faloteca Nacional o el Museo del Pene en Reikiavik, en la cual hay casi 300 ejemplares de órganos de animales con todas las características y tamaños posibles.

Además de la historia del museo y algunas anécdotas interesantes del fundador, no hay que perderse toda la colección de frascos de vidrio llenos de formol, las esculturas de madera con formas eróticas y una famosa libreta donde los visitantes pueden dejar comentarios bastante divertidos. También hay certificados de donación de penes humanos, fotografías antiguas de la caza de ballenas, lámparas de escroto, cosas extrañas y un pene dentro de una jaula que parece un “pajarito”. Si uno se toma el tiempo para ver en detalle el museo, es muy probable identificar el pene más pequeño de todos y el cual hay que verlo con una lupa, mientras que el pene más grande seguro lo van a identificar al entrar al museo.

Este espacio cuenta con penes de ardillas, cachalotes, caballos, ovejas, delfines, ballenas, focas, ratas, cerdos, hamsters, zorros, morsas, toros y hasta el pene de un oso polar. Además están expuestos algunos huesos, pelos, testículos y partes genitales de animales que solo los biólogos podrían identificar.

Tiempo Recomendado de Visita: 1 Hora.

Horarios: 10:00 a.m. a 4:00 p.m.

Precio: $1700 Coronas Islandesas - $14 Dólares.


GUE LA AVENTURA DEL VIAJERO DEL SOL EN


Using Format